Gato por Liebre

Este escrito no tiene nada que ver con la justificación de mis palabras ni mucho menos con tener que dar explicaciones a lo que yo escriba en mis redes sociales. Más allá de tener la razón o no, decido redactar este artículo en mi blog porque sinceramente amerita su contenido.

Por: Ileana Forero

El día de ayer, específicamente en horas de la noche, hice un post en mi facebook  referente a un nuevo programa de televisión que salió al aire recientemente. El post dice así:

capturefeis

Es sumamente preocupante lo que está sucediendo en la televisión panameña. La misiva no pretende ofender a ningún grupo en específico ni mucho menos cuestionar la orientación sexual de ninguna persona. Es una molestia que me aqueja grandemente y la verdad no estoy dispuesta a ser partícipe de ella.

Muchos de ustedes que me siguen en mi facebook saben a través de mis rants lo que yo pienso acerca de la televisión y sus programas. Desde las noticias amarillistas de las mañanas, con presentadores que gritan y se dejan llevar por sus sentimientos personales en cuanto a temas expuestos en tv nacional. Hasta estos programas sin contenido alguno que para poder transmitir cualquier cosa escasa de valores y que se hacen de la desgracia de los demás, los colocan en horarios TV-14 o TV-MA. Para luego decir que es responsabilidad de nosotros los padres estar las 24 horas del día pegados a la tv supervisando los contenidos basura que le alimentan a la población en general. Peor aún culpandonos de que la tasa de embarazos en niñas en Panamá ha aumentado y que los niños hoy en día cometen actos de violencia contra sus maestros en las escuelas, que la juventud cada día está teniendo relaciones sexuales a temprana edad y que somos unos demonios del infierno si estamos a favor de la educación sexual en las escuelas. Mientras ellos se salvan su pellejo solamente con cumplir con una absurda categoría y haciendo disclosure de ella antes de la programación.

Captura de pantalla (25)

Bueno, esa es harina de otro costal. Mi inquietud se basa en el hecho de que la manera de conducirse frente a cámara, acentuando un comportamiento que no es natural y pretender que estás representando a todos los gays del país de esa manera, no está bien. Es una mala representación de un grupo de personas que están librando una batalla inmensa y que tienen derecho a todas las aristas que comprenden su lucha, porque son seres humanos igual que todos los demás. Creanme que las televisoras solamente sacan provecho de estas cosas, escondiendo estas contrataciones bajo cláusulas de “inclusión” sin importarles un bledo el subcontexto de lo que le están dando a la sociedad. En un afán de encajar en un submundo de farándula y queriendo ser aceptados  por la sociedad, los presentadores se someten a estos trabajos abusivos sin ver la realidad del asunto y peor aún terminan llevando la carga de la incomodidad de todos los televidentes que no tienen una tolerancia hacia la comunidad LGBT.

Ojo, si debo mencionar que hay otros programas en diferentes canales el cual su formato está muy bien ejecutado tomando en cuenta los puntos de referencia actuales. Inclusive tienen a presentadores gays que muy profesionalmente y con clase desempeñan sus labores dentro de los mismos. No confundamos peras con manzanas. A veces pienso que esto es parte de una conspiración para mantener a la sociedad distraída y para que no puedan ver más allá de la realidad. Peor aún, todo es parte de un plan para que el país entero piense que NO SE MERECE mejores contenidos de televisión.

Al final del día la responsabilidad es de todos. Queremos una sociedad sana, igualitaria, inclusiva, sin violencia, donde se respeten los derechos de todos los individuos, pero nos dejamos meter gato por liebre todos los días.

#findelcomunicado

 

 

Muerte laboral de estos tiempos: Un suicidio emocional

1434119451_861624_1434121659_noticia_normal

No hay cosa más perturbante que estar preocupado constantemente por el chorro de cuentas y responsabilidades que hay que pagar todos los meses. Ni hablar del día a día. Que si el desayuno, el almuerzo, la cena y otro montón de cosas más.

A menudo me veo consumida entre sentimientos de ira porque no es posible que nuestra economía ha llegado a este punto tan bajo en el que los profesionales no encuentran plazas de trabajo. Si las encuentras no te sirven ni para comprarte un raspao en una tarde de verano.

Hace más de veinte años decidí irme de Panamá porque en aquel entonces no existían oportunidades dentro de las áreas creativas a las cuales yo quería aplicar. Aquí estoy veinte años después, con un hijo a cuestas (al cual amo con mi vida), mamá sola con padre de la criatura missing in action y con cuarenta años a mi haber. Vuelvo a tener el mismo sentimiento y unas ganas inmensas de salir corriendo al país de nunca jamás y no despertar hasta dentro de 20 años más.

Ni hablar de la batalla interna con la cual debo luchar  todos los días desde que me levanto hasta que mis ojos se cierran cada noche, pero que mi cerebro sigue maquinando mientras duermo.  Muy bonitos todos los posts de empoderamiento y positivismo de tus amistades en el feis, insta y cuanta red social existe. Pero la realidad es que sin un equipo de cheerleaders haciéndote porras 24/7 y siguiéndote a todos lados es extremadamente difícil no pensar en que el día 21 te cortan la luz por falta de pago.

Ser resultado de la generación X es lo más complicado aún.  Como mismo X Men, tus padres nunca creyeron que tú podías vivir de tu arte. Aún no lo registran. Si te revelabas como yo lo hice y tomabas la decisión de estudiar artes, te miraban como si necesitaras la cura contra los mutantes de otro planeta. Como va la cosa, varias décadas después me veo tentada a darles la razón. Hago una pausa y yo misma me chancleteo: ¿Qué estás pensando?, deja la bobería. Respira profundo y vuelve a empezar de cero, otra vez.

Con lagrimitas en los ojos me armo de valor y empiezo a repasar mi vida en un flashback, lleno de memorias inolvidables y experiencias que nadie me puede robar. Sí, muchos dirán y ¿De qué te sirven todas esas cosas si no tienes ni para pagar la renta?. Bueno, la verdad es que no me sirven de nada. Si yo no tengo voluntad para salir adelante haciendo lo que mejor sé hacer entonces estoy perdida antes de empezar.

El autosabotaje es una cosa impresionante. Mientras escribo este artículo debo confesar que tengo sentimientos encontrados con lo que yo misma estoy escribiendo. La inteligencia emocional es fundamental para el futuro de cualquier ser humano. El tema es que no la sabemos utilizar. La búsqueda de la felicidad es una tarea de nunca acabar y una asignatura pendiente que no tiene fecha de expiración.

La lucha es intensa pero hay que hacerla. Los límites los ponemos nosotros mismos y es nuestro compromiso el que prevalece al final del día. Nadie lleva una estadística de las muertes laborales por suicidios emocionales que ocurren mes tras mes en Panamá. Yo las veo todos los días, cuando lleno el tanque de mi carro de gasolina, cuando voy al supermercado y pago en la caja, cuando llevo a mi hijo al médico porque se enfermó, cuando voy a comer a un restaurante, cuando hablo con los maestros de mi hijo, cuando converso con colegas de la misma profesión que yo.

Nos hemos convertido en una sociedad hastiada de hacer lo que alguna vez nos dijimos nos gustaría hacer o ser. Hemos perdido la felicidad humana y transmitimos ese descontento día a día a nuestros pares y peor aún a nuestros hijos. Nuevamente, la búsqueda de la felicidad se ha vuelto la persecución de un tesoro perdido. Con un mapa el cual tiene la X de la meta en el lugar equivocado. No culpemos a los demás porque nuestra felicidad no está en donde debe estar. Mucho menos podemos culpar al gobierno o la empresa privada por los suicidios emocionales. Nadie está obligado a realizar un trabajo que no le llena como persona. Pero si aceptas la posición a sabiendas de que no es lo óptimo para ti, entonces es responsabilidad tuya hacerlo lo mejor que puedas.

Sí ya sé lo que estás pensando. Hay que comer y pagar las cuentas. Entonces yo te pregunto: ¿esa es una excusa o una justificación a no querer buscar tu felicidad emocional y desempeñarte mal en el trabajo que tú mismo elegiste?

De la Navidad, las fiestas, la familia y muchas otras cosas más.

Todos los años con la llegada del mes de diciembre y la finalización del año en curso compruebo cada vez más que la festividad de la Navidad y todo lo que conlleva la misma, no es más que un chip comercial que nos han inculcado desde pequeños y que la mayoría ni siquiera entiende el verdadero significado.

Desde la televisión con sus campañas psicológicas de Navidad disfrazando el impulso de compra de cada ser pensante del mundo hasta el sentimiento de culpa que experimentan aquellos que durante un año completo no les ha importado un bledo con sus familias, los compañeros de trabajo, los más necesitados, sus mascotas, el medio ambiente, la comunidad, la situación política, la economía y el país en donde viven.

Dios te libre de decir en voz alta que no te gusta la Navidad, porque es casi como ser enviado al paredón sin derecho a juicio y audiencia. Nuestra sociedad se ha vuelto un puñado de ideas y sentimientos que no están acorde con las realidades del diario vivir y sentir de sus individuos. Es como vivir en una constante paradoja, saberlo, experimentarlo y no poder escapar del pensamiento sin sentido común y todas las contradicciones lógicas aunque te golpeen en la cara una y otra vez.

Se dice que la Navidad es la época de dar y recibir, de estar en familia, de ayudar al prójimo, es época de esparcir amor y felicidad. Es entonces cuando me pregunto –  ¿Cómo podemos recitar estos mantras una y otra vez durante el mes de diciembre mientras el resto del año es como si nos desprogramaran y con una facilidad incalculable en buen panameño se nos borra el tape?

Si bien es cierto que toda regla puede tener una excepción,  en su mayoría nos hemos convertido en una sociedad nula de sentimientos, inválida de pensamiento, inépta de moral, incapaz de cambiar, ineficiente como conjunto e inútil de expresión y acción ante todo aquello a lo que somos sometidos día a día.

En un mundo ideal el significado de la Navidad se debería celebrar todos los días y sería más o menos así:

Me levanto en la mañana y lo primero que hago es dar gracias al representante de mi fé que me permite abrir los ojos, estar vivo y gozar de mucha salud. Acto seguido, doy gracias porque es Navidad un día más y me propongo no gritarle a nadie en la calle y ceder el paso en la vía mientras manejo camino al trabajo. Si tengo hijos los beso y doy gracias porque tienen salud, un techo donde vivir y una educación digna que en un futuro de algo les servirá. Me como algo saludable y mientras alimento al gato lo acaricio y le hablo como si me entendiera. Haría algo de yoga o meditación o quizás un poco de ejercicio antes de la jornada pesada del día por el simple hecho de respetar el templo de mi alma. Salgo de mi casa y le doy los buenos días a cuanto mortal se me cruce en el camino con una sonrisa en mi rostro; quizá este acto de generosidad y buena educación ayude a cambiar el panorama del día a alguien que padezca alguna enfermedad, haya perdido un ser querido o simplemente no esté teniendo una buena mañana. Llego al trabajo, ayudo a algún compañero a resolver un problema o me ofrezco a hacer la primera jarra de café de la mañana. Reviso los cumpleaños del día en mi calendario, hago las llamadas pertinentes, envió un mensaje de voz, los felicito en facebook o les envío una tarjeta digital por instagram (hay que estar actualizados con esto de la tecnología). Me propongo ser amable y no estar pendiente de la vida ajena. Salgo a almorzar, en el camino veo a un indigente. Como saludable porque necesito cuidar mi salud y ordeno un emparedado para llevar. Camino de vuelta al trabajo le doy los buenos días al indigente que me tope anteriormente y le entregó el emparedado que compré en el restaurante durante mi almuerzo. Son las 5:00 p.m. apago la computadora y salgo de la oficina, lo que quedó pendiente se hará al día siguiente. Me encuentro con mis amigos a tomar un café y a despejarme un poco del trabajo antes de llegar a mi casa a ver a mis hijos, preparar la cena y estudiar con ellos. Programo la alarma, leo un libro y finalmente me quedo dormida.

Entonces, ¿Cuál es el verdadero significado de la Navidad?

Juan 3:16-17 dice: “De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna. Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.”

El verdadero significado de la Navidad es la celebración de este increíble acto de amor. La Navidad es amor. Amor al Dios de tu fé, a tus hijos, al prójimo, a los animales, a la tierra, a la sociedad, al desvalido, es el amor a ti mismo. No se necesita un estudio científico para saber que si no te amas a ti mismo no puedes amar a los demás ni a tu patria y mucho menos a todo lo que te rodea. Entonces, si la Navidad es amor, no creen que deberíamos celebrarla  y practicarla todos los días de nuestra existencia y no solamente un mes al año?

Escribiendo esta reflexión entendí por qué esta época del año me entristece más de lo que me hace feliz, y es por la realización de lo que se ha convertido la fecha para muchos. Estás obligado a regalarle hasta al perro, la gente se endeuda para no quedar mal con el amigo secreto del trabajo, si no regalas que runcho y mal educado eres, es el mes aprobado para comer hasta más no poder, comprar comprar y comprar el plástico lo aguanta todo por ende la naturaleza también y lo último en lo que pensamos es en aquellos que más necesitan. La navidad en familia está realmente overrated y ha perdido el verdadero significado.

En conclusión, como la Navidad es amor es deber de cada mortal estar de fiesta todos los días del año, compartir diariamente, dar al que más lo necesita, recibir la misma cantidad de lo que damos al prójimo, cuidar de nuestro santuario, ser patriotas, justos y educarnos al máximo para que se siga celebrando tan solemne fecha hasta la eternidad. Ah! y si me preguntan que quiero para Navidad les voy a contestar: muchos pero muchos regalos.

 

 

Diario de una viajera oxidada de casi 40

aeropuerto

Buenas buenas, aquí viajera oxidada a público ansioso de saber que acontece. Resulta ser que por cuestiones de trabajo me tocó viajar a los estates a representar una importantísima marca hotelera que no pretendo hacerle propaganda de gratis; pero el cuento no es ese, el tema es que  ya hace varios años esta viajera había tenido los pies bien puestos en la ciudad de Panamá y no pisaba un avión. Tanto así, que se me había olvidado qué se sentía ser parte de la población de gringolandia y andar al mismo ritmo que ellos, ustedes saben todo flow flow, eficiente, relajado, descomplicado y facilito.

Desde antes de salir del aeropuerto internacional de Tocumen ya todos mis fans (mamá, abuela, hijo, novio, compañeros de trabajo y demás) querían saber paso a paso qué era lo que yo hacía. Tantas cosas en tan poco tiempo y como siempre las anécdotas que no se hicieron esperar, pero como la prestigiosa marca que me respalda está en un budget un tanto apretadito, el roaming, wifi, conexión VPN y todas las tecnologías sofisticadas que no puedo ni mencionar y que no me proporcionaron para viajar, me impedían mantenerme en contacto constante para reportar paso a paso lo que hoy les voy a contar. Es por eso que les relato estas experiencias que no están para nada haladas de los cabellos. Ahí les va.

Welcome to the United States! Estos gringos tienen más controles de seguridad que cien pentágonos juntos y la verdad creo que ninguno funciona. Llegando al aeropuerto de los mil demonios, ¿ saben cuál es?, pues sí Miami y con un tiempo de una hora y media para hacer trasbordo resulta ser que ahora filtran a los pasajeros como vacas cuando van al matadero, sabrás. Que si estás registrado con el Global yo no sé qué vas por una línea, que si no estás registrado entonces tienes que registrarte con el sistema yo no sé cuánto que es en otra fila diferente y si eres ciudadano norteamericano entras por la fila non plus ultra que no tienes que registrarte en ningún lado.

Entro por la fila del matadero (literal) que me correspondía y al final de la misma una máquina que te habla, te dirige paso a paso, te toma fotos y tus huellas digitales y luego escupe un recibo en donde salen todo tus datos con una X gigante encima de tu foto. OMG primer colapso, por qué mi papel tiene una equis en grande? Ya mínimo la CIA, FBI y todas las otras letras del alfabeto me van a perseguir. Mientras regreso a la fila noto que varias personas tiene en sus papelitos la misma equis que yo, entonces empiezo a sacar conclusiones de las razones por las cuales tenemos dicha marca tipo letra escarlata. Eramos todos de diferentes nacionalidades, pasaportes de diferentes países y de los Estados Unidos también. No entendía nada pero yo seguía a la vaca que estaba frente a mí y tal cual “monkey see monkey do” encendí el switch USA de inmediato. Al final de la dichosa fila estaba el agente de inmigración que by the way estaba en la caseta #18 mi fecha de cumpleaños, y por eso de la suerte, coincidencias etc me dije: chuleta esto es una señal mejor me quedo en esta línea y no me cambio no vaya ser que me pase algo.

Zas!, Ms. Forero step aside please and wait for an agent.

migracion

Sí, tal cual me llevaron al famoso cuartito sin decirme nada de nada. Tal como sale en las películas, el cuartito misterioso e infame del que todos sabemos pero muy pocos entramos, estaba lleno de gente y casi que no había donde sentarse. Esta parte del cuento es bien larga y aburrida así que me la voy a saltar  hasta donde pierdo el vuelo porque estuve más de 3 horas encerrada y así sin más te llaman y te dejan ir sin decirte ni papa.

Salgo como endemoniada a buscar mis maletas y a ver cómo arreglaba el asunto de la conexión que había perdido. Más filas de matadero, los que van conectando vuelo por favor a la izquierda, los que perdieron su vuelo por favor a la derecha y los que no saben dónde diablos están parados metanse por cualquier fila, al final del túnel se unen todas y en definitiva vamos todos para el mismo lugar, no? Bueno, debo decir que hasta ahora a pesar de los inconvenientes todo el mundo muy eficiente haciendo su trabajo very flow flow. Salir del aeropuerto de Miami es como tratar de escapar de la dimensión desconocida ( o del gobierno de Varela?),  y ni hablar del gential que había en todas las terminales, era para cortarse las venas.

fila de aeropuerto.jpeg

Por fin!, diecinueve horas después de mi partida de PTY llegué a mi destino final muerta de hambre, con dolor hasta en el pelo y con ganas de que me cargaran hasta mi cuarto. Esa es otra anécdota buena. Como viajaba en presupuesto bien apretadito mi pasaje y estadía la compraron en combo con descuento es decir, me tocó la habitación más lejos en el extremo Sur del segundo piso del hotel más largo del mundo. Se podrán imaginar a esta viajera casi cuarentona con maletín de computadora, cartera,  maleta con sobrepeso de 15 libras y encima un maletín oversize con el backing para la expo. OMG por segunda vez, pero yo tranquilita aguanté calladita y mulie hasta mi cueva (no sería la única vez que lo haría dentro de los próximos 3 días).

bb

Muy afanadita salgo a explorar la jungla en busca de algo para comer y lo más cerquita que encontré a pata de mingo (como dicen los venezolanos) fue un Bahama Breeze; recuerdo cuando vivía en St.Louis este era uno de mis lugares favoritos para comer. Con cara de muerte y medio despelucada entro a BB y enseguida me recibe un grupo de meseros muy jóvenes y muy joviales, enseguida me dije: Estoy en los Estados Unidos definitivamente.

Todo el mundo con semblante de alegría. Desde los hosts hasta los comensales que se veían extremadamente contentos disfrutando de sus platos de comida. En el fondo sonaba música reggae, luego algo tropical y de repente algo de salsa. OMG por tercera vez, por qué es que en Panamá la gente no se ve tan contenta cuando trabaja?, por qué cuando estoy allá en un restaurante nunca me siento tan relax como aquí?.

Luego de ordenar y a la espera de mi comida me pongo a analizar el lugar y su dinámica en busca de respuesta obvias a mis preguntas y es cuando concluyo varias cosas:

1. La base principal de un restaurante es que sus meseros, colaboradores y personal de cocina trabaje en equipo y con estructura para satisfacer siempre al cliente, not the other way around. Yo estaba sentada en una mesa muy cerca de la entrada del restaurante y podía ver todo el proceso desde el principio hasta el final. El cliente es recibido en la puerta por un host que con toda la amabilidad y alegría del mundo le pregunta cuántas personas hay en el grupo y los acompaña hasta la mesa en donde van a comer. Inmediatamente el mesero encargado del grupo se acerca en menos de 5 minutos de haber llegado el comensal, se presenta y reparte los menús, esta persona también con muy buena actitud y una sonrisa grande que invita. En este momento me vino a la mente las miles de veces que he estado en restaurantes en Panamá (de todos los niveles debo decir) y desde que llego la experiencia es fatal. Nadie te recibe, te tienes que sentar donde sea, el mesero que te atiende tiene cara de que le estás haciendo un favor en ir a gastar tu dinero en ese restaurante, te sientes como perdido en el medio de la nada porque nadie te atiende en 15 minutos de haberte sentado y tú tienes que llamar al mesero para que te traiga el menú y al menos un vaso con agua. Alguien se siente identificado conmigo?, seguro que sí pero nadie se atreve a quejarse ni menos decir algo al respecto.

comensales.jpg

Bueno, pasa el tiempo y pasa el tiempo y mi comida nada que llega. Como no tenía reloj es un poco difícil decir con exactitud cuánto tiempo se demoraron pero la mesera que me estaba atendiendo no dejaba de pasar por mi mesa para darme updates y preguntarme si estaba bien o si requería algo. Al cabo de más o menos 30 minutos y una piña colada después me doy cuenta de que la cajera me divisa desde lejos y entra en estado de pánico. Sí, media hora después aún no tenía la comida pero yo estaba tan cansada que la verdad no tenía energías para pelear, en eso veo a la mesera ir corriendo hacia la cocina en donde estaba el manager y la veo manoteando hacía el chef y mirando hacia mi mesa. En menos de tres minutos se acerca a mi mesa el manager del restaurante y muy amablemente se disculpa por la demora, que no se explica por qué ha tomado tanto tiempo y que si mientras tanto me podría ofrecer una sopa o ensalada en cortesía por la demora. Amén, algo de comer ya por favor que estoy que me desmayo. Pido una sopita y en menos que canta un gallo me traen la comida acompañada de por lo menos cuatro disculpas más tanto del manager como de la mesera. Mientras tomo mi primer bocado tengo como una epifanía: “Igualito que cuando vas a ciertos restaurantes en Panamá los domingos, después de misa y están hasta la tusa. Llegas a las 12:30 y sales del restaurante como a las 3:30 p.m., ya has hecho la digestión, los chiquillos llorando porque ya se quieren ir, el servicio fue malo y la comida estaba fría, el mesero estaba de mal humor y encima se molestan cuando no dejas propina porque suckean, INCREIBLE! ni la disculpa por no dejar.”

La comida estaba deliciosa valió la pena la espera y la sopita de cortesía también estaba deliciosa. Pido la cuenta y la mesera se disculpa por enésima vez. El manager me acompaña hasta la puerta muy apenado por el incidente. Al final del día el cliente siempre tiene la razón lo queramos o no.

2. En mi humilde opinión debo decir que en Panamá la fuerza laboral está muy mal pagada, poco respetada, poco estimulada a dar un servicio de primera porque sufren a diario el maltrato social de estar horas de horas en tranque, levantándose de madrugada para llegar a tiempo a sus trabajos, la mayoría tienen dos trabajos porque no les alcanza para mantener al promedio de tres hijos por familia y encima tener jefes que no los ayudan a superarse como profesionales, no confían en ellos y sus capacidades y lo más importante no son buenos entrenadores de servicio al cliente. Es una cadena de vicios que no hemos podido romper desde que yo tengo uso de memoria. La sociedad panameña no está acostumbrada a que la traten bien y cuando alguien lo hace se quedan tan extrañados que te tachan de loco, diferente y hasta ridículo, lo encuentran very weird.

Así de goofies andamos por los Panamás, nosotros también somos merecedores de un buen trato y experiencias cien por ciento amables y de buen servicio al cliente.

Fin día 1.

El impacto de la cultura en la economía, ¿qué es una cuenta satélite?

LA CULTURA CRÍTICA

Castellano Parte Superior / Valencià Part Inferior

El impacto de la cultura en la economía, ¿qué es una cuenta satélite?  

El otro día tuve la suerte de poder asistir a la  “Reunión Internacional para la Actualización de la Metodología de Cuentas Satélite de Cultura (CSC) y creación de la Red de las CSC”, organizada por el “Ministerio de Cultura y Juventud de Costa Rica” y el” Convenio Andrés Bello (CAB)” sobre la formación de Cuentas Satélite de Cultura en los países iberoamericanos.

CSC

Participaron representantes de:  Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, España, Paraguay, República Dominicana y Uruguay. Además de representantes de siete organismos internacionales: la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), la Organización de Estados Americanos (OEA), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), la Coordinación Educativa y Cultural Centroamericana (CECC/SICA), la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la UNESCO.

En este…

Ver la entrada original 1.943 palabras más

Last time I checked, mi vida me pertenecia a mi.

mi vida

Imagen Cortesía de: ondapix

No importa lo que suceda en mi vida y en que época haya sucedido, siempre ha estado llena de colores y experiencias gratas por doquier.

Luego de atravesar una etapa difícil y bastante gris,con el favor de los colores de la vida he podido salir adelante y reinventar el camino que por decisión propia quiero recorrer los próximos cuarenta años en esta tierra.

Ver el mundo en blanco y negro nos aleja de la moderación y de la paz interior porque la vida, por donde se mire, esta compuesta de matices¨  – Walter Riso, Pensar bien  sentirse bien

Estas decisiones las tenemos que tomar nosotros mismos. A las personas que nos rodean les encanta opinar, sugerir, juzgar, comparar, aseverar e inclusive tienen la osadía de enojarse contigo si no están de acuerdo con tu visión de la vida. A veces ante estos comportamientos me pregunto: Es que ellos no se miran al espejo todos los días antes de salir de sus casa?, Es que no ven que soy feliz y que las cosas van bien para mi?, Es que no se dan cuenta que ya pase la pagina y lo único que quiero es seguir adelante?; pues la respuesta es NO. Es una negación tan rotunda que casi los obliga a llevarte la contraria por el simple hecho de verte feliz.

Si no gano, empato; pero no creo que alguien pueda estar tan feliz o mas que yo. Piensan algunos.

Lo mas irónico de todo esto es que estas personas no se dan cuenta de su comportamiento en la mayoría de las ocasiones,y mucho menos que todo aquello que tanto te critican no es mas que las ataduras de sus pasados y los reflejos de sus propios defectos. A menudo converso de este tema con una amistad que si bien se ha reinventado en varias ocasiones, concluye que simplemente los demás no soportan verte feliz. Pero mas allá de todo esto lo que remata esta hipótesis es el hecho de que los seres humanos en general tenemos demasiadas expectativas en lo que a nuestros pares se refiere.

No tener las expectativas muy altas con respecto a los demás es mas saludable que querer cambiar el mundo por arte de magia. Se vive mas tranquilo, te estrellas menos, agarras menos rabias y simplemente tienes mas tiempo para ser feliz por cuenta propia.

Muy bien lo dice Walter Riso en su libro Pensar bien, sentirse bien: “Nos resignamos a vivir así, limitados, atrapados, infelices y relativamente satisfechos, porque al menos mantenemos los excrementos en un nivel aceptable. Conformismo puro.”; yo tome la decisión hace ya un tiempo de darle un giro a esas filosofías familiares de los años cuarenta, cincuenta y sesenta, me canse de conformarme con lo que todo el mundo dice debe ser la mejor manera de vivir. Quien esta viviendo mi vida los demás o yo?. Last time I checked, mi vida me pertenecía a mi.

Entonces, bajo esa premisa acepto opiniones respetuosas, consejos cuando yo los pida, ayuda cuando yo la necesite y exijo respeto el cual recibes de mi incondicionalmente.

 

La Comercialización del Amor: una punzadita al corazón.

vudusv

Imagen Cortesía de: http://www.unicas.pe

Se acabaron los carnavales y como cosa inmediata llega San Valentin; miles de mujeres esperan con ansias los gestos de cariño de sus enamorados y otros miles de hombres con la cabeza grande y los bolsillos rotos después del despilfarro de las fiestas del Dios Momo, con tal de no ser victimas de reclamos innecesarios buscan la manera de meterse la mano en el bolsillo del pantalón y gastar otro poco mas para complacerlas.

Le debemos todo este alboroto a un sacerdote del siglo III de nombre Valentin, quien ejercía en Roma en los tiempos del emperador Claudio II. Dicho emperador decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, porque en su opinión los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras. El sacerdote considero la medida drástica e injusta y se dedico por mucho a tiempo a celebrar matrimonios a escondidas ganándose así el titulo de San Valentin.

san-valentin

Un santo y una festividad que nace meramente de un gesto de amor que lo único que requería era el sentimiento y deseo de amar por la eternidad a su enamorado (a). El valor agregado de desafió a la autoridad y con la bendición de la Iglesia, quienes eran casados a escondidas les bastaba con dicha prueba de amor para ser felices por siempre.

Gracias a Esther A. Howland quien comenzó a vender las primeras tarjetas postales masivas de San Valentín en 1842 los comercios han hecho de esta noble festividad una oportunidad de incrementar sus ingresos.

Parece un tanto irónico que durante el resto del año hombres y mujeres carezcan de detalles y gestos amorosos con sus compañeros de vida y tengan que esperar al 14 de febrero para demostrar con cosas materiales que quedan en el olvido o se marchitan el amor, la dedicación, el sacrificio y la fortaleza de su compromiso con cada uno. Peor aun, hacer mas ricos y millonarios a quienes se aprovechan del sentimiento de culpa, remordimiento, lastima o simplemente de sus bolsillos, para vaciar sus depósitos de mercancías y hacer paso a los artículos de la nueva temporada.

¡Ay, San Valentin!, seguro te estas retorciendo en tu tumba viendo como la humanidad se ha olvidado del verdadero significado de lo que es amar.

ralph lauren san vanlentin

Durante toda la semana, mis redes sociales, e-mails y hasta mi carro hemos sido bombardeados con publicidad del día del amor y la amistad instandonos a comprar cosas que no tienen nada que ver con el Amor. Debo admitir que en algunas ocasiones me han sacado una sonrisa y una que otra carcajada de lo absurdo que son las Ofertas y los artículos que mercadean. Desde restaurantes que promocionan “Cenas de San Valentin” que tienen el mismo costo cualquier otro día del año, hoteles que ofrecen pseudos descuentos pero cuando llamas para reservar en realidad te ahorras $10 del precio regular, los famosos 2×1 de las tiendas de ropa intima, los chocolates importados directo de suiza y lo ultimo, muñequitos vudus para tu ex pareja quien seguramente nunca entendió el verdadero significado del del amor y la amistad y es el culpable de tu actual infelicidad. Di en el clavo?

vudu-portada2

No nos hagamos tontos ni nos dejemos engañar, el día de celebrar el amor puede ser cualquier fecha, es mas  que tal si en honor a San Valentin que fue martirizado, encarcelado y ejecutado un 14 de febrero del año 270, nos dedicamos a repartir mas amor todos los días a quienes nos rodean y honramos con cariño y respeto a nuestras parejas.

Una flor, un chocolate, una tarjetita, una cena o una escapada de vez en cuando de la rutina son cosas que debemos implementar todos los días del año y que alimentan ese lazo con el ser amado. Hagan la prueba y verán que funciona, estarán celebrando San Valentin todo el tiempo.

amor_internet-960x623

Deseo de todo corazón que haya valido la espera de ese regalo que recibirán mañana! Feliz Día del Amor y la Amistad!